Muchos consideran los interiores en colores neutros una apuesta segura, fácil y sin riesgo, pero no podrían estar más lejos de la realidad. En este artículo aprenderás 5 técnicas para dominar este estilo de decoración.

El canvas perfecto

Es cierto que empezar con una base neutra es la mejor manera de crear un interior atemporal y tiene como ventaja que funciona en una multitud de estilos diferentes, sin embargo, corres el riesgo de terminar con una estancia aburrida, blanda y sin sabor si no se lleva a cabo correctamente. Es por ello que hoy os traigo 5 claves para dar vida y alegría a este tipo de interiores.

1. Evita el blanco puro en las paredes

Elegir un color para pintar las paredes puede resultar aterrador, y la gran oferta de colores disponibles solo hace que confundirnos más aún. En mis proyectos me gusta utilizar colores crema, blancos rotos y tonos almendrados ya que al añadir un mínimo de color evitamos la esterilidad del blanco puro y damos un toque cálido a la estancia sin resultar abrumador.

Si te sientes con el valor, prueba un papel de pared texturizado o con motivos muy sutiles.

2. Combina materiales nobles

Consideramos materiales nobles a aquellos que provienen de la naturaleza, de alta calidad y que envejecen bellamente con el tiempo. Entre ellos podemos encontrar la madera, la piedra natural y los metales como el acero, el bronce o el latón. Ojo, ¡que no todas las maderas son iguales! Las conocidas como maderas duras presentan mayor calidad y entre ellas podemos encontrar roble, nogal, cerezo, castaño... pero ya exploraremos este tema con más profundidad en otro artículo.

Estos materiales son elegantes y únicos, y se pueden utilizar tanto en la arquitectura como en los interiores.

Imágenes cortesía de Studio McGee (izquierda) y Tamlin Johnson (derecha)

3. Contraste de acabados

Otro método infalible para dar más profundidad a un interior es combinar acabados totalmente opuestos. Si la mesa de café es de mármol pulido, contrástalo con mesitas auxiliares de madera de canto vivo. Cuando decores, coloca los jarrones de cristal al lado de una pieza de terracota. Con esta técnica consigues que las características de estos objetos queden acentuadas y como resultado crea un efecto muy interesante.

Imagen cortesía de Kelly Wearstler

4. Naturaleza dentro de casa

No hay nada más alegre que un poco de verde. No te limites únicamente a las plantas, atrévete on flores tanto recién cortadas como secadas. Pruébalo, ¡combinan con todo!

5. No subestimes el poder del arte

A veces entramos en una habitación y sentimos que le falta algo, pero no sabemos muy bien el qué. Algo tan sencillo como colgar arte en las paredes tiene el poder de transformar una estancia y hacer que cobre sentido. Aquí puedes lucirte ya que no te va a chocar con el resto de la habitación eso sí, asegúrate de que lo adoras por que va a destacar un montón.

Imágenes cortesía de Pinterest